TRIATLÓN DE ZARAUTZ 2017. Por Jesús Merino.

Buenas a todos, ahí va la novela.
El pasado fin de semana participé en el XXXI Triatlón de Zarautz que por las distancias es algo así como doble olímpico (2.9 natación, 81km bici y 20 carrera).
Hace 4 meses salieron las inscripciones que se agotaron en minutos, y no me extraña porque realmente merece la pena por organización, ambiente y recorrido chulo y durillo con +1300 en la bici con rampas sorpresas del 20%.
No sé si había entrenado de la mejor manera posible, pero en las semanas anteriores las sensaciones tanto en la bici como en el agua eran buenas. Por desgracia llevo arrastrando una lesión de rodilla que me ha tenido parado más de un mes así que mi sector fuerte dejaba mucho que desear…  el objetivo era disfrutar, aprender de la experiencia y tratar de llegar a meta.
Me descoloca un poco la hora de la prueba ¿cómo se organiza uno para correr a las 14:00 con vistas a cerca de 6 horas de esfuerzo? Al final desayuné pronto y traté de volver a comer algo de pasta a las 11.
Viaje en coche precipitado a Zarautz, tratando de visualizar un poco la carrera y recibiendo los últimos consejos del hermano mayor que está más que curtido en estas lides. Para lo que soy yo, estoy más que tranquilo y confiado, solo intrigado por saber si la rodilla respondería a 20km de carrera. Dejamos todo en el box y al autobús (la salida de la natación es desde la playa de otro pueblo, Getaria).
Palmaditas en la espalda antes de salir y los hermanos Merino a la carga. 
La natación bien, agua a buena temperatura, casi sin olas, casi sin peleas, sin saber muy bien lo que llevas y lo que falta hasta que ves la playa y desembarcas como en Normandía (ahí sí que estaban más juguetonas las olas y me pegué unos cuantos tragos). Transición larga pero tranquila, para que estresarse con lo que queda, un parcial de unos 45 minutos en el agua (primera alegría, mejor tiempo de lo esperado) y la bici de mi hermano está todavía en el box (segunda alegría jejeje). Gritos y ánimos de la familia.
La bici empezó mal, en las primeras rampas al pasar al plato pequeño se me sale la cadena. En marcha no lo consigo y me toca parar, con las prisas no lo dejo bien puesto y a los pocos metros se vuelve a salir. No pierdo mucho tiempo, pero ya estoy manchado de grasa hasta las orejas!!!! 
Me pasa mi hermano, lo que me sirve para orientarme un poco mejor en el ritmo a llevar, había empezado un pelín fuerte. En los primeros km se montan pelotones, por falta de experiencia no paso rápido a un grupo y me sacan tarjeta azul (me toca parar 5 minutos). A pesar del calor y los contratiempos me veo rápido acoplado en el manillar de tri, siempre pasando a gente y reservando un puntito que todavía quedan las rampas duras. 
Y en el 60 y pico o así llegan las rampas duras, ay amigo!!! Menudas risas. Las bicicletas retorciéndose que sonaban como submarinos soviéticos en las profundidades del océano. Gente que finalmente tiene que claudicar y poner el pie a tierra, el sol pega duro y hay mucho público dejando solo un pasillo de 2 metros, tengo que ir avisando para que me dejen hueco porque subo pasando gente. Los últimos km de bajada y llano hasta la transición trato de comer, beber y recuperar un poco las piernas. En el box más gritos y ánimos de la familia. Llevo un tiempo fantástico y me veo con muchas energías, empiezo la carrera tranquilo, pero súper motivado. 
Las buenas sensaciones me duran 500 metros jajajaj. Consigo hacer la primera vuelta de 6 km al ritmo propuesto de 4:30/km gracias al público, pero ya me avisan muchas partes de mi cuerpo… estamos aquí y nos estamos organizando para colapsar de golpe. La segunda vuelta 4:45/km y en la última avisa la rodilla, así que decido aguantar el ritmo y no forzar porque muscularmente voy petado, con ritmos de 5:00/km un viacrucis hasta la meta.
Pulsera de finisher!!!! Super super contento!!!
Total 5:00:38, puesto 139, si quitamos los 5 minutos de penalización… casi hago un top 100.

No hay comentarios: